Farmacia Origen
El Blog de Origen
 > El Blog > ¡Stop caída!

¡Stop caída!

por Raquel Méndez  |  Cosmética  |  publicado el 16 feb 2019

¿Notas que tu cabello está más frágil, quebradizo y/o desvitalizado? ¿Cada vez encuentras más cabellos en tu almohada o en la ducha?

En estas líneas te intentaré explicar las diferentes causas y situaciones de la caída capilar y, para que las puedas entender, creo que lo primero de todo es conocer el ciclo de crecimiento del cabello: 

  • Fase anágena, es la primera y la más larga, dura de 2 a 7 años y es donde nace y se forma nuestro cabello. También es la fase que determina su longitud.
  • La segunda fase, denominada catágena dura solo 2-3 semanas y conlleva una regresión. Esto quiere decir que el cabello deja de crecer.
  • Por último, la fase telógena, dura unos 100 días y representa la fase final del ciclo provocando la caída capilar.

Es importante saber que cada cabello evoluciona independientemente del proceso capilar de los que lo rodean. Por lo tanto, no todos se encuentran en la misma fase.

Hay una serie de factores que influyen en el crecimiento capilar, como la genética, nuestra nutrición, hormonas y factores físicos ( ambiente, temperatura…) y psíquicos (estrés, ansiedad…).

Principalmente existen dos tipos de alopecia: la alopecia androgenética y el efluvio telógeno.

La alopécia androgenética no es más que la caída causada por la genética y el metabolismo de las hormonas masculinas, presentes en la mujer y en el hombre. Es una caída progresiva, que suele aparecer alrededor de los 20-30 años y que sigue un patrón diferente en el hombre y en la mujer. En el hombre la caída se concentra en las entradas y la coronilla mientras que en la mujer hay una caída difusa en toda la zona superior del cráneo.

El otro tipo de caída, el efluvio telógeno, es una caída temporal del cabello que suele ir asociada a diferentes causas: como los cambios de estación, el embarazo, el estrés, anemia, etc.

También existen otros tipos de caídas que no son tan comunes, como por ejemplo, las provocadas por enfermedades autoinmunes (lupus), algunas enfermedades infecciosas, alteraciones de la tiroides, quimioterapia y radioterapia, etc.

En la siguiente entrada te hablaré de los tratamientos que puedes utilizar en cada caso para ayudar a tu cabello y a su crecimiento.

CATEGORÍAS TOP

LO + LEÍDO

ÚLTIMOS POSTS

ETIQUETAS TOP